Software Agro2019-01-14T16:48:14+00:00

Software Agro

La tecnología es una de las claves para la agricultura del Siglo XXI. Cada vez es más habitual en las explotaciones agrícolas la presencia de drones, de sensores (tanto meteorológicos, como en el suelo y en las plantas), maquinas-robot guiadas por GPS, sistemas de monitorización basados en tecnologías de visión artificial, o plataformas con algoritmos de aprendizaje automático y analítica Big Data avanzada.

La alteración en los patrones meteorológicos y estacionales, así como el considerable aumento de fenómenos extremos, están estableciendo un escenario cada vez más complejo para los agricultores: mayor duración de los ciclos de sequía, menor duración de los ciclos de lluvias pero mucho más intensos, desestacionalización de las cosechas, aparición de nuevas plagas, …; que impone una evolución hacia modelos agrícolas más productivos y eficientes, que permita obtener más rendimiento en las cosechas utilizando una menor cantidad de recursos naturales. Esto nuevo escenario se denomina Agricultura 4.0, un concepto muy amplio en el que las tecnologías de la información y las comunicaciones, y su uso combinado, juegan un papel muy relevante para planificar las actividades agroindustriales, los usos del agua y la aplicación de insumos (fertilizantes y fitosanitarios).

Para desarrollar una auténtica agricultura 4.0, se requiere disponer de un conjunto de tecnologías de obtención de datos – entre las que pueden estar distintos tipos de sensores y actuadores, imágenes aéreas y satelitales, vídeos en tiempo real y Sistemas de Información Geográfica (SIG) – y de sistemas de información que permitan integrar – tanto los datos obtenidos de forma directa como aquellos que se puedan obtener de fuentes públicas o de terceros -,  y poderlos modelizar e interpretar  de manera que podamos estimar, evaluar y entender que variables son las que afectan a nuestra actividad.

Cuando hablamos de Agricultura 4.0, nos referimos a la gestión de las operaciones agrícolas partiendo de la observación, la medida y la actuación frente a la variabilidad inter e intra-cultivo.

Manuel Fco. López, Product Manager NOAH ERP

Para una entidad dedicada al fitomejoramiento o a la gestión de germoplasma vegetal, disponer de sistemas de información avanzados, le permitirá:

  • Extraer conocimiento de sus actividades.
  • Evitar la pérdida de información en cualquiera de sus áreas de actividad.
  • Un mejor control y trazabilidad de sus fondos de germoplasma.
  • Mejorar sus procesos de desarrollo de nuevos híbridos comerciales.

Para una explotación agraria, ya sea extensiva o de invernadero, la información recolectada puede ser empleada para:

  • Determinar las variedades que mejor se adaptan al entorno (ubicación de las fincas, tipos de suelos, previsiones meteorológicas) donde se realizan los cultivos.
  • Evaluar con mayor precisión la densidad óptima de los cultivos.
  • Estimar la cantidad adecuada de fertilizantes o de otros insumos necesarios.
  • Predecir con más exactitud el rendimiento, la producción y/o los riesgos de plagas en los cultivos.